XXXVI Encuentros con el cine

 Este jueves, 27 de abril, trataremos sobre la película ¡Bienvenido Míster Marshall! de Luis García Berlanga, de 1953. Fue una producción de UNINCI (Madrid), presentada en el Festival Internacional de Cine de Cannes de ese año, donde obtuvo el premio a la Mejor Comedia y la Mención Especial del Jurado por el guión, escrito por el propio director junto a Juan Antonio Bardem y con la colaboración de Miguel Mihura. Se producía así el primer gran éxito internacional de una película de producción española y la Administración franquista se lo adjudicaba como éxito propio ante todo el mundo. Tras los premios, fue calificada de Interés Nacional, calificación que le había sido denegada anteriormente.

    Sin duda se trata de una de las obras fundamentales de nuestra cinematografía que, en nuestra opinión, no envejece con el tiempo, todo lo contrario, cada vez la vemos más joven y fresca. Reconocemos en ella el punto de partida de una evolución en las formas cinematográficas, visuales y narrativas, bien apoyadas en la intervención de los actores, que romperán en gran medida con la influencia predominante que el cine americano (entendido como modo institucional de representación) venía ejerciendo en los años 40 sobre el cine español y con cierto encartonado manifiesto en una parte extensa de las obras de entonces. Se percibe el afloramiento de un cine de autor que podría tener continuidad. De resultado en conjunto más próximo al cine italiano, se pueden reconocer sin embargo en esta película elementos creativos originales que propiciarán la renovación de nuestro cine en los años siguientes. Encontramos aquí algunas semillas importantes de las que nos gustaría hablar. Fue propiamente, a todos los efectos, la primera película de UNINCI y el germen de la obra fue la propuesta de hacer una película que siguiera con la tradición de películas folclóricas taquilleras, para el lucimiento de las tonadilleras de éxito y, en este caso, para la presentación y lanzamiento de Lolita Sevilla (Carmen Vargas en la película). El resultado fue el retrato coral que filmó Berlanga en Guadalix de la Sierra transmutado en Villar del Río, un pueblo de 1642 habitantes.
    Muchos han visto y siguen viendo en ella una soterrada crítica contra el franquismo, abierta contra la invasión americana y contra el Plan Marshall, así como una reflexión progresista sobre España o como una metáfora regeneracionista. La película pasó por la Junta de Clasificación y Censura con muy poca intervención, clasificándola para todos los públicos, como una película didáctica.
    Para darnos su visión tendremos la suerte de contar con Julio Anguita, profesor de Historia jubilado. Como político fue alcalde de Córdoba, secretario general del PCE y coordinador general de Izquierda Unida, diputado en las Cortes Generales por Madrid y diputado del Parlamento de Andalucía por Córdoba. Es autor de numerosas publicaciones y libros de ensayo, biográficos y sobre política. Para hablar de cine español en nuestros encuentros con el cine, el profesor Anguita ha elegido ¡Bienvenido Mister Marshall! y ha titulado la sesión: Abducidos.
Esperamos que pueda resultar de tu interés.

Afectuosos saludos,

José Miguel Gutiérrez
IES Luis de Góngora
Córdoba