XXXIII Encuentros con el cine

 El próximo jueves 26 de Enero de 2017 nos ocuparemos de “En la ciudad de Sylvia” de José Luis Guerín, una producción de 2007 de Eddie Saeta S.A. (España) y Château-Rouge Production (Francia).

    Parece tópico decirlo pero el cine de este director, natural de Barcelona, es diferente, no parece cine  español. No diríamos que es inclasificable pero nos puede resultar difícil encuadrar. Tampoco estamos seguros de que En la ciudad de Sylvia sea una película, ni tampoco un documental. Más bien se trata de un experimento fílmico, un boceto cinematográfico realizado en el laboratorio personal del cineasta en el que su carrera se está desarrollando con mínima producción industrial y con escasa distribución más allá de los festivales, donde es muy valorado. Creemos que el motor del cine de Guerín es la búsqueda de nuevas formas de expresión cinematográfica y no deja de experimentar en la frontera que separa el filme de ficción del documental, teniendo muy presentes a sus ancestros del cinematógrafo y a todas las artes, especialmente la fotografía, la pintura, la literatura, la arquitectura y la música, con las que entran en diálogo sutil sus imágenes. Ellas reclaman una actitud no convencional del espectador, paciente, sensible y atenta y también reclaman que se hable de ellas una vez vistas. La experiencia merece la pena y, hablando de cine español, no debemos dejar de hablar de José Luis Guerín.

    Sus experiencias cinematográficas también reclaman ser estudiadas. Nuestra invitada ha elegido En la ciudad de Sylvia como una de las cuatro obras que conforman su tesis doctoral titulada “El flâneur en el cine de José Luis Guerin: Mirada(s) y percepción del espacio urbano”.


Luz Marina Ortiz Avilés, Colaboradora Honoraria del Departamento de Hª del Arte, Arqueología y Música de la Universidad de Córdoba, ha realizado el Máster de Cinematografía de la UCO y ha publicado varios artículos sobre el director barcelonés y sobre la película que nos ocupará. En palabras suyas: Guerín nos presenta un filme depurado y “vaciado” (que no vacío) donde el rasgo más ambicioso es el que afecta al personaje central: el protagonista (flâneur) es sólo lo que ve, nada más. Nos encontramos ante un personaje del que no sabemos nada (¿es un artista?) pero también ante la búsqueda de una mujer desconocida, pues no veremos una imagen de ella. En su búsqueda, los cuerpos de las mujeres en la ciudad no serán más que mero soporte del deseo del protagonista. El espacio público de Estrasburgo queda privatizado por su mirada. Es la ciudad de Sylvia pero, ante todo, es la ciudad del flâneur.

Esperamos que la sesión pueda resultar de tu interés.

Afectuosos saludos,



José Miguel Gutiérrez
IES Luis de GóngoraCórdoba