De Góngora a Norteamérica

Una veintena de alumnos  de 4º de la E.S.O. bilingüe del  IES “Luis de Góngora” ha viajado recientemente a Estados Unidos. Este intercambio educativo se enmarca en el programa de hermanamiento escolar entre este conocido centro cordobés y el RHAM High School  de Hebron, Connecticut. Durante dos semanas los estudiantes han conocido de primera mano el modo de  vida norteamericano. Las fechas elegidas para esta visita anual han sido las más propicias para visitar Nueva Inglaterra.  El otoño en esta región del país es la época del año que más turismo atrae para disfrutar de sus frondosos bosques.

Los participantes en el intercambio han tenido la oportunidad de conocer  los preludios de las celebraciones más importantes de este país como son la fiesta de Halloween y  el Día de Acción de Gracias. Del mismo modo, han sido testigos del debate más importante entre los candidatos a la carrera por la Casa Blanca.

El completo programa de actividades los han llevado por los estados de Connecticut, Massachusetts , Rodhe Island  y Nueva York.  Han visitado los museos más conocidos de esta región de la costa atlántica. Entre ellos, el Museo de Nueva Inglaterra de Arte Americano, fundado en 1903, se trata de la primera pinacoteca dedicada exclusivamente  a obras de arte americanas que alberga en sus instalaciones más de 10.00 piezas museísticas. El Museo de Norman Rockwell que contiene la colección más amplia de este polifacético ilustrador del Saturday Evening Post.  El señor Rockwell es el cronista gráfico por antonomasia de una américa feliz cuya obra está cargada de humor e ironía. El Museo de Arte del Smith College. Uno de los más impresionantes museos universitarios del país que cuenta con importantes obras de arte contemporáneas. Del mismo modo, fueron visitados dos museos etnográficos, uno ellos el  Mashantucket Pequot, éste es un museo de cultura nativa americana que recrea un poblado costero de los Pequot en el siglo XVI. Se encuentra enclavado en la reserva india de esta tribu de Connecticut. El otro museo al aire libre es una reconstrucción del viejo pueblo de Sturbridge en Massachussetts que recrea la vida rural de esta zona del país desde 1790 a 1830. Por último, visitaron el Museo de las Ciencias de Boston que posee más de 700 piezas interactivas así como los cines IMAX y el Planetarium.
Además de las visitas a los museos se realizaron  otras a las mansiones de NewPort en el estado de Rodhe Island.  Recorrieron  impresionantes residencias de la época dorada  construidas por  magnates norteamericanos. Muchos de estas residencias veraniegas fueron edificadas a imagen y semejanza de  palacios franceses o italianos. Como curiosidad cabe destacar que uno de los más suntuosos, the Breakers, tiene decoración de cordobanes en su esplendida biblioteca.  Éste perteneció a  la familia  Vanderbilt , que amasó una inmensa fortuna gracias al negocio del ferrocarril. Y finalmente se giró una visita al USS Nautilus, el primer submarino atómico del  mundo y el también el primero que hizo la travesía sumergida del Polo Norte en 1958.

Además de las citadas visitas en Nueva Inglaterra conocieron los más importantes atracciones turísticas de Nueva York, entre  las que cabe destacar, la subida al observatorio del Empire State Building, el viaje en barco a la isla de la Libertad, con su icónica escultura, y la de Ellis, con su museo de la emigración.  Las edificaciones, jardines y fuentes de la  zona cero, donde hace 15 años estaban erigidas las torres gemelas. La famosa y concurrida Times Square, los conocidos barrios del sur de Mahattan como China town, Little Italy, Soho y el Village. El distrito financiero con el edificio de la bolsa y la emblemática  escultura del toro, símbolo del poder de Wall Street. La 5ª Avenida, donde se dan cita las tiendas de las firmas de moda más glamurosas y exclusivas del mundo. El fascinante puente de Brooklyn. Y Central Park, lugar por excelencia de expansión y deporte de los neoyorkinos y de sus mascotas.

Durante una quincena este alumnado del Góngora ha experimentado una inmersión total en  este país, ha vivido con su familia americana como un miembro más de la misma, asistiendo a clase, a actos sociales, visitando a otros miembros de la familia. Ha sido una experiencia que les ha servido para romper la idea preconcebida sobre la ciudadanía americana. Han vivido en primera persona la hospitalidad y la generosidad de esta nación de emigrantes emprendedores, de esclavos africanos y de nativos americanos.